838261377278663
top of page

¿QUÉ ES UN DESGARRO DEL LCA Y CÓMO LO TRATO?



LESIÓN

El ligamento cruzado anterior (LCA) es un ligamento de la rodilla que proporciona estabilidad y actúa contra la hiperextensión de la rodilla. El desgarro total o parcial del LCA es una lesión de rodilla muy común tanto en la población atlética como en la normal. Esta lesión generalmente ocurre cuando una fuerza exterior actúa sobre la rodilla con el pie plantado en el suelo. Los estudios han encontrado que las mujeres tienen hasta tres veces más probabilidades de sufrir un desgarro del LCA que los hombres.




El LCA es solo uno de los ligamentos principales en el medio de la rodilla que conecta la tibia y el fémur, lo que le da estabilidad a la rodilla. Esta articulación articulada está compuesta, se mueve y se mantiene en su lugar por la colateral medial (MCL), la colateral lateral (LCL), el cruzado anterior (LCA) y el cruzado posterior (PCL). Una buena parte de las lesiones del LCA también encuentran esguinces o desgarros en el menisco.


TRATAMIENTO

Hay muchos tratamientos disponibles para un desgarro del LCA y el tratamiento prescrito depende de la gravedad de la lesión. El enfoque conservador del tratamiento funciona para evitar la cirugía.


EVITE TODAS LAS ACTIVIDADES


Inmediatamente después de la lesión, es importante evitar todas las actividades que involucren la pierna lesionada y poner hielo y descansar la pierna hasta que baje la hinchazón. Una vez que la hinchazón ha disminuido, el paciente puede comenzar a fortalecer los músculos que rodean la rodilla (isquiotibiales y cuádriceps). El ligamento desgarrado reduce la estabilidad de la rodilla y estos músculos ahora deben compensar esa pérdida.


MÉTODO R.I.C.E.


El método RICE es:

  • DESCANSO: esto permite la curación y limita las actividades de soporte de peso o la presión sobre su lesión.

  • HIELO: mientras descansa, intente colocarse hielo en la rodilla al menos cada dos horas durante 20 minutos a la vez. Esto ayudará a reducir la hinchazón y reducir al mínimo el dolor.

  • COMPRESIÓN: puede envolver una banda elástica alrededor de su rodilla o usar un soporte de rodilla. Ayuda a un mayor flujo sanguíneo y un mejor tiempo de recuperación.

  • ELEVACIÓN: esto va junto con el descanso, pero asegúrese de apoyar la rodilla con una almohada o un cojín mientras está acostado para que la gravedad pueda empujar los fluidos lejos de su lesión.


TERAPIA FÍSICA


Si está buscando un tratamiento no quirúrgico para su lesión de LCA, la fisioterapia podría ser una opción. La fisioterapia puede restaurar su lesión de rodilla y educarlo sobre cómo prevenir futuras lesiones en la rodilla. Por lo general, la fisioterapia recomienda que los pacientes usen una rodillera con bisagras o una abrazadera LCA similar para contener la rodilla en una ubicación estabilizada para evitar más esguinces o desgarros.


Si es necesaria una cirugía de LCA, un autoinjerto (tejido del propio cuerpo de la persona) o un aloinjerto (tejido de un cadáver o de un donante) reemplaza el LCA. Generalmente, el tendón de la corva o el tendón rotuliano reemplaza el ligamento desgarrado. Durante la cirugía, el cirujano extrae el ligamento dañado y coloca el reemplazo.


RECUPERACIÓN

La fisioterapia postoperatoria consiste en ejercicios de fortalecimiento y rango de movimiento. Estos aseguran que el cuerpo acepte el tejido recién reparado y que el paciente recupere la mayor cantidad posible de la función normal, la estabilidad y el rango de movimiento. La recuperación completa suele tardar aproximadamente 1 año.


Si tiene alguna pregunta sobre las lesiones o los tratamientos del LCA, consulte con su médico.



 


 


Si te gustó esta publicación, no olvides compartirla para que otros también puedan encontrarla.

Facebook


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page